La nieve

Desde pequeña prestame pola vida cuandu la tierra cambia el traxe , paez que va casase y vistese de blancu.

 

Alcuerdome cuandu quedaba pegada a la ventana viendo los faloupos (copos de nieve) cayer mentantu mi ma alimentaba la cocina carbón y poniala al roju vivo, esi tiempu en que cuandu nevaba la xente los pueblos no podiamos baxar a la «ciudad» y contabamos en casa con una despensa bien llena.

Pa mi era prestoso en forma ya que podía jugar con la mi prima, el mi hermanu y collacios del pueblu sin dir a clase. Aquellos guantes que calaben y mi ma poníame los de fregar enriba pa que nun tuviera frío o les catiusques con calcetu y bolsa del economato pa que nu xelaran los pies. Volver a casa muerta frío y querer seguir jugando

Agora ye diferente, too ye diferente

Alcuerdome cuandu entamé vivir en la cabana que los vaqueros y xente del pueblu decienme que nun diba aguantar l´iviernu equí arriba, ya sabeis toos comu pañé lleña y demás pero nunca imaxiné que la primera nevada fuera esta aventura.

Llega l´iviernu y yo tengolo too preparao…o eso pensaba. Alcuerdome que yera entamu Payares y l´aire yera xelón  .

Unu de tantos diis que salí a caminar y llegó la truena !!!!

Ay mamina!!! cuandu llegué a la cabana había goteres coles que nun contaba. Rápidamente puse debajo potes ,calderos y too lo que tenía pa poder recoyer agua, pero a falta valdes pa toles goteres la cabeza entamó a discurrir…

La cabana por dentro tenia el techu con ripies de madera y l´agua colabase por dellos sitios, asina que garré una balleta , cortela en tires y clavé con una chincheta cada tira de balleta onde había gotera,tenía un montón de tires colgando del techu col agua q´absorbíen pingando, asina que con unes pinces de la ropa fui xuntando una a otra hasta facer un solu canal de desagüe y debaxu punse una pota, pota que tenía que controlar si se llenaba pa dir vaciandola

Primera prueba superada!!  Llueu en primavera punse un plasticu en teyau y volví tapinar enriba

Les cabanes son idiliques pero tienen munchos furacos…

Acuerdome un día ,d´ esos de ventisca y nieve polvo ,esos que no se pue asomar la cara fuera porque te quema ,que taba yo sentada al pie la chimenea leyendo un periodicu del mes anterior (porque a soles lees hasta les instrucciones la sopa sobre)  y entamó a nevame enriba

Que!! nun puedo creelo!!    ….solía hablar sola bastantes veces

Por un furaquin de la pared colabase la nieve polvo y salia el calor. Eso nun puedo permitilo!!

Equí arriba nun tenía  nada , así que con periodicu y agua fice una pasta pa tapar el furacu… Agora si!!

De too hay que llevar enseñanza ,entós, comu nun sabía onde más tapar, garré una de les veles que allumaben y entamé pasala por les paredes, si la llume se movía yera que se colaba l´aire, y ahí…pasta periodicu que te crió

Col tiempu evolucioné y ponía plastilina de colores, na cual quedaben rexistraos los pasos de los ratoninos que s´atrevíen a acompañame

Ye perguapo eh! ye perguapa la nieve …hasta que te das cuenta que pue tapate entera na cabana y pierde la gracia, y abres la puerta y topes un muru blancu como la nata

y agora que!! Agora palia cola paleta carbón pa nun xelar les manes  porque yes tan fata que dexaste la pala bona fuera. Intento nun meter muncha humedá dentru, pero si quiero salir… entós entamé a meter la nieve en potes, taper y calderos, cuandu pude salir escargatiando, entamé quitar nieve de fuera pa dentro.

Nun lo podía creyer… solo asomaba una picalina la chimenea,too lo demás taba enterrao pola nieve

Pala en mano entamé a quitar tola nieve onde la cabana, ehí el propiu mugor (sudor) faciase xelu nel pelu, tenía que tener muchu procuru nun garrar fríu, ya que si me ponía mala equí arriba nun tendría fácil escapatoria

Pasar así 3 o 4 días llega a agobiar la cabeza y hay que tar ocupada siempre, sino mala cosa

y la recompensa llega el día que pues salir, la blancura virxinal, el silenciu ,la montaña…ahí daste cuenta, cuantu mereció la pena la espera….

 

 

Un Par de Histories…

Aquí arriba too tien un porqué, cada piedra cuenta una historia, los animales se mueven con sabiduría y el tiempu me permite aprender de ello…

-LA CRUZ DE FUENTES

Mucha gente que se acerca a éstes montañes pue tropezar en el camín con esta cruz.

Al llegar al refugio me preguntan si sé a que se debe, pues aquí os lo cuento aunque esta vez ye una historia triste:

Corría el añu 1945 y los vaqueiros convivían en el puerto entre , cabañas y animales,la vida aquí arriba estaba en ebullición y eren muchos los que pasaben aquí los veranos junto a sus familias.

Jenaro Blanco Alvarez pasaba unos días en el puerto junto a su padre, al joven de 15 años le gustaba montar las yeguas y caballos a pelo, le sobraba práctica y raza para hacerlo y como uno de tantos días ,el  2 de Julio 1945  así lo hizo , montaba una yegua camino de Covarrubia  con tan mala suerte que el potro de ésta relinchó haciendo que su madre se alzara y tirara a Jenaro al suelo, dando éste con una piedra que acabaría con su vida.

No quiero imaginar el infierno de ese padre que tiempo más tarde subió a poner esta cruz en la propia piedra, cerró su cabaña y nunca más volvió al puerto.

-Con todos mis respetos a Jenaro y su familia,escribo esto en homenaje a él y la vida tan dura del puerto. Pienso que estas historias no deben perderse nunca.

 

-LLEGA LA TORMENTA

Ye el 12 de Agosto de 2010 ,como tantos otros días madrugo,desayuno de puerto (pan,jamón, huevos, café…)y decído que hoy será día de preparar leña. Cojo la mochila y arranco camín de la Val.lina Prieta ( el bosque que está encima del pueblo) dispuesta a dar varios viajes a lo largo del día, hoy fae muchu calor así que pantalón cortu, camiseta tirantes, botella agua, sombreru, mochila y a caminar.

Sigo los hitos  con los que fui marcando meses antes el camino más llano hasta la mata y una vez allí voy recogiendo y amontonando la madera que hay en suelu, nunca corté nada, el bosque me regala lo que le sobra y yo agradecida lo tomo. Cuando acabo de llenar la mochila de palos, ramas y troncos me suelo sentar en una piedra a escuchar el mundo, los pájaros, el agua,el viento, el sol…

De pronto un truenu y aire xelón (frío) me saca de » mi mundo» y decido empezar el camino de vuelta.

Na más salir del bosque me fijo en los pedreros de los Castillines, tan poniendose negros, esto quier decir que la tormenta se acerca y ahí ya está lloviendo, por eso el cambiu de color. Cruzo con la mochila cargá les praeres , siguiendo los hitos y empiezo a tener frío, la temperatura está bajando muy rápido y cuando me cae la primera gota, grande como un calderu (cubo) acelero el pasu, llego onde les cabanes del Meicín y entama xarazar ( empieza a granizar) llevaba una pingadura (mojadura) que no podía ni abrir los ojos del agua que me arrollaba por la cara, con los granizos parecía que me taben tirando puñaos de piedres contra el cuerpo y ahí perdí la noción de cuantu me pesaba la mochila. Solo quería llegar a la cabana ,así que a too lo que daba crucé  les cabanes pa llegar al camín a Braña L.luenga.

Al llegar al pasu, vinieronme a la cabeza les palabres del mi amigu Lin, » Cuandu hay truena tolos animales del puirtu guarecense onde les cabanes porque sopla menos l´aire» ( cuando hay tormenta todos los animales del puerto se cobijan donde las cabañas porque sopla menos viento)…

 

Frente a mi, cientos de vaques , oveyes y caballos veníen en mi contra, si no me aparto me lleven puesta !! así que detrás de una gran roca me agaché cubriendome con la mochila lo más posible y dejé que pasara la estampida. Cuando les últimes oveyes pasaron me levanté y seguí mi camino hacia la cabaña, pasu apurau y «pasandoles putes» ( con perdón porla expresión)

Cuando llegué a «casa» quité la mochila y fui consciente del pesu que había soportao tol camín entre la leña y el agua que se había colao dentro la mochila. Encendí la chimenea, cambié la ropa entrando en calor y preparé un fervíu (infusión).  Al poco dejó de llover y el paisaje tenía una belleza extrema, olía a tierra mojada y el sol volvía a brillar, me senté delante de la cabaña y pude observar como poco a poco volvía la vida al puerto…

Nunca más olvidé les palabres de Lin,

Por eso ahora sé , que si tol ganao el puerto baja en dirección al Meicín ye que se acerca la tormenta.

 

Otru día más histories a quien me quiera leer…

 

 

Lecia

A veces la vida nos trae amigos desconocidos….Cuando vi tu sonrisa por primera vez sabía que algo nos unía pero nunca pensé que fuera yo la elegida para contar esta historia……

Va pasando el tiempo y parece que la gente oye hablar de quién vive en una cabaña en las Ubiñas. Hoy como cada día me levanté pronto y salí a caminar. Cuando llegué a la cabaña a eso de las 17.00 sentí a Fredo (Alfredo Íñiguez) que me llamaba desde el cantu, él estaba haciendo de guarda del refugio junto a Andrés De La Torre ese verano:

-Taniaaa!!!

-Eeeeeh, que pasó?!…….salí a contestar

-Sube, que hay alguien que quier conocete!!!!

Elisa Villa y yo en la vega del Meicín

Era el 17 de Agosto de 2011 y, cuando te conocí, por tu sonrisa y forma de hablar se delataba tu amor por la montaña……Ella era Elisa Villa, geóloga y escritora ( «Schulze en los picos de Europa » entre otros). A mi me abrumó que alguien así quisiera conocerme. Fue una tarde de charla agradable  y con un abrazo nos despedimos….. Nos vimos otras veces y , hace poco,  el encuentro volvió a ser en el refugio. Esta vez, yo era la guarda y  entre emociones y palabras, me pidió y le pedí poder contaros esta historia………

La primera vez que Lecia Otero Velasco subió al Meicín corría el año 1963. Lo hacía junto a su marido, su hija Elisa y dos de sus sobrinos. Por aquel entonces no sabía que esa montaña sería parte de su vida….

Pasó el tiempo, unos años después, por el 66 más o menos, el Centro Cultural y Deportivo Mierense comenzaba las obras para construir un refugio en La Vega del Meicín y aportaba el material y socios voluntarios para trabajar allí, entre los que se encontraban Lecia y su marido. Él, Ramón, era carpintero y como tantos otros, colaboró desinteresadamente  en la construcción de aquel entrañable refugio……subieron la madera y herramientas a caballo desde el pueblo, hizo los bancos, la mesa del comedor, las estanterías, la tarima del piso superior y todo lo necesario para que unas 30 personas encontraran allí cobijo cuando fuera necesario….Mientras Lecia y él dormían en el suelo sobre mantas y tablones cuando por la noche caían exhaustos por el trabajo…..

 

Es la Navidad de 1967 y un grupo de jóvenes del club Mierense, alguno con solo diez u once años , se dispone a hacer un curso de esquí en Las Ubiñas. El presidente de dicho club piensa que es conveniente que suba una mujer para cuidar de forma «maternal» de todos ellos y ahí, sin dudarlo, Lecia decide que velará por los chavales y de paso disfrutará de su amor por la montaña. Para esta misión, el club contó con Alfredo Cascallana como instructor de esquí y con un cocinero profesional.

Después de unos días de convivencia, alegría y esquí, el cocinero no está muy conforme con el trabajo , ya que se encuentra muy aislado y en duras condiciones, pero aún así sigue con su labor que termina el día de Noche Vieja…..La nieve no para de caer , el frío hace presencia y es la hora de volver a casa para celebrar el fin de año. Por aquel entonces no había tanta información meteorológica y la nieve comenzaba a acumularse en los altos, silenciosa y peligrosamente…. Los esquiadores preparan su equipaje y descienden hasta el pueblo como flechas, deslizándose sobre el manto blanco, pero Lecia y su compañero de fogones deben hacerlo a pie, así que cargados empiezan el camino….Lecia lleva una pesada mochila y seguramente sus manos también irán portando algún bulto, el cocinero lleva dos grandes ollas colgadas en sus hombros. Cuando llegan a La Portiella ( a quién no lo conozca, más o menos la mitad del camino) un alud baja arrastrando al cocinero hasta el río con ollas y todo….Por suerte, no sufre más que un gran susto, el cuál determina que no quiera volver al refugio, Lecia sale intacta……

Estamos en Semana Santa de 1968  y , tras la espantada del cocinero, Lecia queda encargada de encontrar a alguien para cocinar. Logra convencer a una señora viuda, conocida suya, pero cuando el hijo de esta se entera del lugar donde trabajará su madre le ruega que no vaya y la mujer abandona el proyecto……Solución de emergencia?Lecia no solo será la «madre» de todos ellos sino también la cocinera!!!.   Esta vez si que puede asistir Elisa, así que madre e hija, junto a dos jóvenes compañeros, Ricardo Méndez y Tino Blanco se montan en el todo-terreno de Gaspar el de Telledo rumbo a Tuiza Baxu…..Era la víspera del Domingo de Ramos y la nieve caía cruel sobre Los Alpes Tuizos. Al llegar a Tuiza Baxo  tres mulos con sus dueños los esperaban para subir todos los víveres al refugio, había que subir todo lo necesario para mantener a 30 personas durante una semana, comida, calor, papel higiénico…..todo lo que conlleva vivir aquí arriba. Pero al llegar a Tuiza Riba la nieve les llegaba a los mulos por la panza y ante tal situación los arrieros decidieron no seguir, cosa de entender por la seguridad y bien de los animales: el camino se hacía imposible…

Lecia, convertida de pronto en «jefa de  expedición» soluciona la papeleta: «Hay que cargar las mochilas con todo lo necesario para dar de comer mañana, daremos los viajes que sean necesarios» así que los cuatro dieron tres duros viajes entre la nieve, sus mochilas cargadas y el viento azotando su piel, abriendo huella por el camino de invierno ya que era el más seguro…..el último viaje lo hicieron ya caída la noche, oyendo los aludes caer en el camino de verano….

Esta misión fue importante, ya que al día siguiente, en el que lució un sol radiante, los cursillistas y caballerías cargadas con las provisiones aprovecharían su huella para llegar hasta el refugio. Después de tanto contratiempo y trabajo , el curso fue un éxito, con un tiempo impecable y una diversión constante…..Aquella semana alguien subió una radio al refugio y desde el corazón de Las Ubiñas un grupo de jóvenes pudo oír la victoria en Eurovisión de Massiel y su «La ,la,la»….

El jolgorio y la vida estaba en ebullición entre aquellas montañas, la semana pasaba entre risas y felicidad pura… Todos los días se sorteaba entre los mayores quién debía bajar al pueblo por la leche, debían meterla en una garrafa de plástico y a la mochila, lo que hacía que con el tambaleo del caminar muchas veces llegara convertida en manteca, pero también hay que contar que los muy pillos aprovechaban la ocasión para parar a tomar unos «cubalibres» en el bar de Isabel en Tuiza Riba y hacer más alegre el camino de vuelta. Otros iban a buscar agua y , los días de niebla, cuando tardaban  demasiado todos salían con silbatos y latas a hacer ruido para indicarles el camino.

El Jueves Santo subían de visita los familiares de l@s chic@s y Lecia preparaba una gran fabada (plato por el que fue muy reconocida), los visitantes traían pasteles recién hechos, los jóvenes mostraban a sus padres los progresos y entre emoción ,comida y nieve transcurría la jornada….siempre callando las pequeñas travesuras de meterles a las chicas ranas en los sacos o las novatadas de ir a cazar «gamusinos nocturnos» para luego descubrir entre risas y alboroto que los pesados sacos portaban piedras…..

Durante 1969 y 1970  se mantuvieron los cursos pero en el 71 Lecia no pudo acudir así que los trasladaron a San Isidro ( también llamau en la vertiente asturiana El Puertu Braña) . Todos recordarían los cursos del Meicín  por el buen ambiente , las bromas y la diversión, siempre al cobijo de Lecia…….Cada primavera, cuando el club hacía una gran espicha en el Lagar la Viña (Cenera) en la que se entregaban trofeos a los esquiadores , los chicos del Meicín siempre sorprendían a Lecia con un regalo de agradecimiento por los cuidados que ella les había dedicado.

En los años 80 y 90 el refugio sufrió un gran deterioro que algunos socios mayores intentaban atenuar, Bernardo Fueyo, Velasco y alguno más, junto a Lecia subían carbón, hacían arreglos y limpiaban. Lecia ya tenía alrededor de 70 años y subía al Meicín ,la que fuera su casa , a poner cortinas de cuadros naranjas en las estanterías….. Ella hizo monte hasta los 85 años y fue por aquel entonces cuando le dijo a su hija Elisa donde quería que reposara su recuerdo por siempre..

Por eso hoy comparto esta historia con vosotr@s, por eso Lecia, la primera mujer que hizo del Meicín su hogar merece ser mencionada en la historia de este Refugio, donde el amor a la montaña convive entre viajeros….Mujer generosa, resolutiva, madre, cocinera voluntaria,porteadora…..

por eso hoy el recuerdo de Lecia vive aquí, se ha fundido con su otro hogar, rodeada de dosmiles……

A Lecia, mujer a quién me hubiera gustado conocer y aprender de ella.

A Elisa,…Gracias por confiar en mí para contar esta historia y compartir conmigo el amor, la fuerza y la tenacidad de tu madre….las dos sois ejemplo de vida.

Espero que una vez más, esta historia y estas palabras que escribo os hayan hecho sentir lo mismo que a mi….Ahora montañer@s , ya conocéis la historia de Lecia, quien, en cierto modo,puede ser considerada como la primera mujer guarda del Refugio del Meicín……

Pa pasar el tiempu….

Pa pasar el tiempu puen facese delles coses equí arriba, la más común ye fregar , facer alguna cosina cuero, escribir dalguna historia , lleer ……

Hay diis llargos en forma cuandu la borrina (niebla) vien de visita y el paisaxe tornase blancu ,el silenciu reina n´estes montañes y sientes la enorme soledad que te brinda la montaña y lo pequeñu que ye´l ser humanu n´esti reinu. A mi prestame sentáme nuna peña y intentar oyir esi silenciu tan brutal que dacuandu rompe algún paxarin o algún de los mis perros lladrandoy al raposu(zorro) o a algún animalin xabaz (salvaje)

 

Nestos díis dame por repasar semeyes (fotos) videos y escritos  de la mi vida nel monte y ver comu pasa el tiempu y comu camuda too…..

Nestes hores de soledá dame por cavilar lo distinta sedría mi vida si non hubiere renunciao n´otros días a toles comodidaes de la vida moderna, renuncié a munches folixes, a ver a la mio familia ca día, a los aparatos de casa (tele, nevera, fornu, ) a internet y el putu teléfonu móvil que nos come les hores de vida …… si non hubiera podío vivir sin toos estos lujos probablemente taría trabayando na rueda la sociedá

Hubo un tiempu nel que yo negabame a baxar del monte ,nun quería ni pa bien ni pa mal dexar les montañes …..un díi dempués de llevar sin baxar 3 semanes entamó nevar ( por aquel entonces yo vivía en la cabana) y nun paró en 9 díis!!yo tenía calor  y comida así que dabame igual, lo que tien el ser humanu ye que nun somos conscientes a veces de la necesidá de relación que tenemos y de comu se adapta el cuerpu al mediu y agora vais entender lo que digo……

A los 11 díis apaeció un montañeru por Braña Tsuenga y al velu salí de la cabana

-Buenes!! ta la carretera limpia?……. entruguey  (le pregunté) dende lejos

-si hoo, sin problema!!! …..

Asina que como ya nun tenía ni pan ,ni fariña pa tortos,ni chocolate,ni lleche decidí colar pa mi casina unos días  y ver a familia y amigos que facía más de 1 mes nun veía. La cosa ye que llamé a Cosme, un amiguin con taxi que solía venir a buscame y traeme siempre que lu necesitaba .Monto en coche y entamamos falar……pero que coyones me pasa? pensé, nun paraba tartamudear y atascaba, nun mantenía conversación coherente y nun yera capaz asimilar lo que me contaba el mio collaciu…….mecawen too!!! tantu tiempu sin falar con naide fae que pierdas el ritmu de conversación y hasta llenguaxe y eso que soy persona que lleo muuuunchu pero nun yera a tener conversación fluía… Dexome en Pola como siempre y al pucuñin ya garré el tren , al principiu too normal hasta que entamó acelerar….

–Meca!! esti tren va desbocau!!! pasoy algo al maquinista y vamos sin control!!!!  pensé yo…..al momentu diome por mirar al rodiu y veo que la xente diba tan tranquila llendo el movil o el periodicu……soy yo!! dime cuenta que habia perdío la noción de velocidad , allí lo mas rápido que veo ye un paxarín o un xabalí corriendo!!! así que sin teneles toes conmigo intenté disfrutar del viaxe….

Al llegar a Uvieu pa facer trasbordu pa Llangreu poseme del tren y tapé el focícu ( la boca y la nariz) con el buff……

-ostras!! aquí hubo un escape gas o algo, vaya comu tafa ( vaya como huele) a gas o tubu escape…no sé pero nun puedo nin respirar casi…..

de nueu miré  alrodiu y tol mundo taba tan normal…..vovía ser yo la equivocada que traía los pulmones tan llimpios que nun soportaba el olor de la ciudad.

Cuandu llegué a casa por fin descansé…..jajajajaja había vivido el trayectu mas extrañu de mi vida, onde fui consciente del ritmu de vida antinatural, el aire impuro , y la prisa la xente .

y asina vos cuento otru pucuñin de mi vida….

Espero que os presten estes anecdotes de la montaña y polo menos vos faiga pasar un ratin agradable, pa otru día cuentovos cuando pensé que había vuelto Pachu y llevé el sustu de mi vida!!!

salú amiguines y vemonos nel monte

Tania Plaza

 

 

los 58 dosmiles

» Superar nuestros miedos hace que alcancemos nuestros sueños»

Los días aquí arriba pasen sin danos cuenta,cambia munchu del inviernu al veranu…eso ta claro .

Los fines de semana depende del tiempu, pue llegar a ser agotador o  aburrite como una ostra ( aunque no sé porque les ostres se aburren)…..pues bien,unu de esos Domingos soleyeros en que hay movimientu asgalla en refu ,pa nosotros llega la calma cuandu quedo sola, momentu en que recojo todo ,limpio y frego hasta el ultimu rinconin, llueu sientome en la terraza a tomar una cervecina y ver anochecer, prestame pola vida……

Pues bien, tando sentada fuera ya casi de noche llega una parejina…

-de onde venís?  pregunté por educación como faigo con toos….

antes de nada ponnos una botellina sidre ….bon comienzu pensé, estos son de los míos

después dar cuenta un culete comu agua nel desiertu entamamos falar, venien del Cuetu les Cabres !!—-y yo pensé…estos son raros, ahí nun va casi naide y ye un picu prestosu en forma.

Empezamos hablar y ellos contaronme la su historia……..

Esta parejina llamense Pepa y Jose  y too comenzó cuando a Pepa dabay pavor subir el campanariu,

Parecia la cabeza el diablu y yo negabame a subir !                                          suerte que cuenta con una pareja paciente y amigu de cordada que tiempu despues la animó a intentalo de nuevo

Ahí comenzó a picar el gusanin de hacer los 58 dos miles de Ubiña onde Pepa ponía el alma y la volutad y Jose ponía todo lo necesario pa que ella lo consiguiera.

 

Cuando me lo contaron levanteme de un saltu y dijeyos que no sabien lo que eso me prestaba pues como les dos pensamos sería la primer mujer en hacer los 58 dos miles, que yo sepa ninguna otra los fizo antes y si hay algo que me mueve por dentro son les mujeres que se enfrenten a lo que sea por lograr un suañu……. ella humildemente se reía y quitaba importancia al asuntu,…….mientres la noche caía

-otra botellina sidre que bajamos col frontal!!!

seguimos charrando,una de eses conversaciones que te sacien y disfrutes y yo con mi afán de conocer seguí preguntando…….

Pepa y Jose se conocen desde los 15 años de ella y los 21 del el, Jose es quien abre camino y Pepa sin dudar sigue sus pasos,así llevan 20 años compartiendo vida y amor por la montaña, no hay cosa mas guapa que la complicidad aquí arriba.

Después de la charla nos despedimos con una promesa

  • El día que acabe los 58 venimos al refugio a cenar patates con güevos y chorizu……dijo Pepa
  • Tranquila que la botella sidra pongola yo!!  respondí

Unos meses después taba yo dando cenes como cada fin de semana ( que hay gente) y abriose la puerta, ahí entraba Pepa con una gran sonrisa :

-Pon dos platos de patates con güevos y chorizuuuu!!!

-Si? ….. dijey con emoción

-si!! respondieron ambos

taba too dicho, había conseguíolo, había hecho los 58 dos miles !!!

Abracela con energía y les di la enhorabuena…sois grandes amiguinos…..sois grandes los dos, pero por desgracia en esti mundu que lo faiga una muyer seguimos viendolo como algo algo excepcional, pa mi no hay cosa mas guapa que estes muyeres dures y con objetivos a alcanzar porque en elles y con elles yo tamién crezco.

Entre emoción y abrazos ficeyos la cena y la sidra corrió de mi cuenta como no, una promesa ye una promesa y fue una de les botelles que descorché con mas orgullo sin duda….

Tardé tiempu en velos y desde entonces a mi no me paraba rondar la cabeza escribir algo sobre ellos porque tengo la suerte conocer muncha gente y poca gente…..muncha gente que sube y poca gente que lo siente  y  cuando alguien me habla de la gran mole con esi amor disfrutolo como mío….

Gracies parejina por esa sonrisa perpetua,por esa humildad, por esi buen corazón hacia la vida y la montaña, porque por gente como vosotros merece la pena este trabajo

 

y a los que me leéis espero que  os haya gustao esti cachin de mi vida como guarda y espero seguir maravillandome con cada uno de vosotros como lo hice con Pepa y Jose

la montaña siempre estará ahí y nosotros viviendo en ella

 

salú y buen camino

 

 

Una cumbre comprometida

A las 10.30 me recogía Fernando Alonso Ríos ( Fer) en Oviedo, siguiente parada a por Jose Druida….. así empezaba uno de los días más emocionantes de mi vida, iba a escalar el Urriellu con dos buenísimos amigos y dos de los mejores guías del mundo, Fernando Calvo y Martín Moriyón, amigos desde el minutu cero allá por el 2013 cuando yo empezaba como guarda del Meicín.

Esta vez tocaba salir de la zona de confort y poner los gatos, pero bueno , eso sería mañana, hoy los 3 meicínos arrancábamos pa Picos…

20171024_125250

Antes de entamar la subida a Pandebano ficímos parada en Sotres pa garrar fuerces en el bar de La Gallega a base chorizu y quesu, sitiu recomendau pol Druida y gran aciertu, da gustu topar chigres así y una atención tan entrañable por parte de la dueña.

20171024_132925

( arriba Fer y Druida en Chigre)

Ahora sí col bandullu llenu arrancamos pa Pandebano ,entre rises y emoción preparamos les mochiles y empezamos a caminar….poco a poco ficimos el camín que nos lleva al refugio de Vega Urriellu con alguna que otra paraduca pa coger alientu , sacar fotos y disfrutar de estos paisajes que nos da Asturies.

Llegamos al refugio onde enseguida salió a saludanos Sergio , guarda de Urriellu con el cuál empezamos a hablar del día que nos esperaba y de los problemas y virtudes de ser guarda, prestame topar compañeros de oficiu ya que no somos muchos. Allí se nos presentó Kiko el argentino, guía competente y mejor persona y puesto que Fernando y Martín llegarían por la noche, él se encargaría de «cuidarnos» y proporcionarnos todo el material necesario para la ascensión del día siguiente, gatos, casco y arnés.

Tomamos unes merecies cerveces y llegó la hora de la cena, una sopa contundente y pasta con cabrales, setes y bacon  y too regao con una botellina vino y muy buena charla calecíos a la vera la chimenea.

Subimos a dormir, a las 07.30 tenemos el desayuno listo.

Después de saludar a Fernando y Martín desayunamos disfrutando de su compañía , garramos mochila y empezamos la aventura….

received_10157363730852837

Yo subía un poco triste ya que Gummo ( mi pareja) no quiso subir conmigo, tenía que trabajar en Totem Tattoo, estudio de tatuajes que tiene desde hace 15 años , la noche anterior tampoco pude hablar con el porque no encontré cobertura por más que preguntaba donde la había y fue imposible contactar.

Arrancamos camino hasta la base Urriellu con gran emoción, yo nunca había escalado  y jamás imaginé subir esta gran mole pero por enfotu de Fer allí estaba , cambiando botas por gatos, no tengo vida pa agradecertelo.

Fernando Calvo subiría a Fer y Martín nos subiría a Druida y a mi, después de unas indicaciones empieza la aventura….IMG-20171107-WA0004

 

Aquí la doña tocoy subir la segunda, primero subió Martín pa asegurarme, y cuando tenía los pies a 2 metros del suelu ……ZAS!! resbalón y y ahí quedé colgada como adornu Navidad …esto valiome pa ver la seguridad que llevaba …

YO NUN SUBOO! NUN TENGO FUERZA! NUN ME MENEO! dije

A TI SUBOTE YO COMO SEA ! me respondió Fernando Calvo, luego entendería porqué

Así arrancamos por aquellas paredes, muchos cagamentos salieron por esta boca pero ye que la gente de la cuenca somos así…

CAWEN MI MANTO ONDE ME AGARRO!! decía yo

AHÍ AHÍ , VENGA QUE YA LO TIENES….CARDIO CARDIO RESPIRA!!!! me deccía Druida desde abajo, palabres necearies pa seguir subiendo….mil gracies

y así entre rises y cagamentos y un placenteru sufrir llegábamos a cumbre.

P1140813

Al llegar arriba los dos Fernandos se adelantaron pa hacer fotos y Martín me dijo que pasara yo delante, ahí estaba la piedra de cumbre y yo quería tocarla….

P1140823

El corazón se me salía del pecho cuando detrás de una piedra salía Gummo, no entendía nada, que está pasando?….. no me dio tiempu a creélo y de pronto, allí mismo iba a darse el momento más feliz de mi vida, sacó un anillo y me pidió matrimonio!!!! delante de nuestros buenos amigos, en la cima de Urriellu y con les montañes de testigu….

SI SI Y MIL VECES SI!!!!

Ahora encaja todo, por eso Kiko me mandó por cobertura donde no había , por eso los dos chavales del vivac apagaban frontales cada vez que pasabamos por delante, eran Gummo y Apu, y por eso yo tenía que subir a Urriellu como fuera.

Kiko fue el encargau de subir a Gummo y Apu por la mañana antes de que yo los viera y fijaivos que nerviosa estaba que que tardé 15 minutos en ver a Apu, mi compañero de trabajo….nunca pensé que estas cosas me ocurrieran a mi.

IMG-20171107-WA0002

P1140830

Ahora toca bajar y yo con los nervios y el anillo bien guardau tuvimos que rapelar, experiencia increible, eso si….cuando llegué abajo lloré como una cría…. hice el Urriellu, subí soltera y bajo prometida!!!!

20171025_225433

Gracies, gracies y mil gracies!!! gracies a estos amigos complices por faceme sentir tan especial, gracies a los amigos guías por la seguridad y  la paciencia, por les rises y por la experiencia y sobretodo gracies a Gummo, gracies por enseñáme que el verdadero amor puede con todo, gracies por esa manera que tienes de quereme pero sobretodo gracies por querer compartir  el resto de tu vida conmigo, espero que sea muy muy larga pa seguir haciendo cumbres juntos…. TE QUIERO!!!!

y esta ye la historia de una cumbre comprometida con prometida………algo tan especial tenía que compartirlo con todos vosotros……

salú amiguinos y vemonos nel monte

P1140845

 

 

Así es nuestro día a día

No es un trabajo….es una forma de vida.

img_20160507_1606011

Mucha es la gente que me pregunta como se vive en un refugio , pues bien,después de tanto tiempo sin compartir con vosotros trozos de nuestra vida, hoy retomo el blog para contaros como vivo.

Ciertamente tengo suerte de tener este trabajo, ciertamente soy una privilegiada de contemplar cada día estas montañas…. pero también hay días de soledad, semanas de soledad, porteos con el agua calándote hasta el alma y el frío que hace que te olvides del peso de esa mochila que hace que te hundas mas en la nieve….hoy voy a contaros como se vive a 1560m  de altitud,entre estas imponentes montañas.

2016-12-07-23-37-14

El sol calienta en forma y Ubiña se tiñe de rojo en este amanecer. Las vacas se van juntando entorno el Chegu y sacian la sed nocturna con las primeras luces y nosotros vamos aterrizando para empezar la jornada.

fb_img_1481149618759

A las 07.30 de la mañana nos levantamos y saludamos al nuevo día. Después de lavar la cara y despejar un poco toca preparar un buen desayuno de pan caliente con mermelada o unes rajines jamón  ( según toque esi día)  y después ir preparando al equipo para ir a portear. Ur ,Lía y Nieve ( nuestros perros) esperan ansiosos a la puerta del refugio, saben que toca porteo y paseo.Mientras Gummo apareja a Humphrey ( el burro) yo les pongo a los perros las alforjas y voy sacando la basura que hay que bajar a Tuiza. Antes de que el sol caliente demasiao debemos estar de vuelta ya que sino nuestros compañeros se fatigan

fb_img_14736034256291.

Los 6 emprendemos el camino hacia el pueblo.

La primera parada es el bar donde Marta y Mari nos dan los buenos días y tenemos un poco tertulia con ellas , que si el lobo, que si el oso, que si mira que mal tan les coses abajo y val mas tar en monte pa no enterase de nada….. mientras, vamos preparando la carga ; puede tocar desde papel higiénico a bombonas de gas, gasoil, latas de bebida…..y si tenemos algún problema a la hora de cargar el burro, Manolo siempre está dispuesto a darnos una clase de aparejamientu avanzau gratuitu. Desde aquí mil gracies!!!

 

20151120_1022091

Ur , Lía y Nieve colaboran  cada uno con su mochila , siempre controlando y respetando los kilos de cada uno de ellos, nuestros compañeros tienen que disfrutar del camino…y una vez listos, todos emprendemos de nuevo la marcha al refugio.

20160901_144653

Lo primero al llegar es descargar a los animales de 4 patas  y dejarlos despachados y con agua fresca, ahora toca colocar toda la mercancía porteada.

20160802_180226

 

Después de una buena ducha y volver a desayunar ( los porteos queman mucho) toca empezar la labor de guarda, yo me pongo a cocinar, limpiar…. y atiendo a la gente ,mientras Gummo se encarga de las averías acumuladas por el tiempo y las nuevas que día a día van surgiendo , generador, placas solares, chimeneas….

20161005_153701.

 

Los vaqueros del puerto suelen ser la visita mas frecuente y muchos me preguntan si necesito sus mulos para abastecer el refugio, la verdad que no sé que haría sin ellos!!  Charlamos sobre el ganao y la montaña, el lobo y el oso, el tiempo y la hierba…. y siempre, siempre, siempre acabo aprendiendo algo de ellos.

A las 20.00 son las cenas y después, el día todavía nos permite dar un paseo y disfrutar del atardecer con el mar de nubes a nuestros pies.

img_20160202_121540

y a las 23:00 ssssshhh!!! silencio……..

 

20140131_1050351

Son las 05:30 de la madrugada y fuera azota la ventisca, la nieve no paró de caer en toda la noche.Yo ya estoy en la cocina preparando café, tostadas etc …empieza un nuevo día.

img-20160227-wa0003

Poco a poco se van levantando l@s montañer@s para coger hielo y disfrutar de estas montañas, la Norte de Ubiña, Los Fontanes, Castichines….. el refugio vuelve a latir de nuevo en un susurro de mochilas, crampones ,cuerdas y hierros…. después de un buen desayuno todos se irán a disfrutar de un día ivernal en Las Ubiñas.

fb_img_14804121760761

 

Nosotros nos quedamos recogiendo y fregando, hacemos las habitaciones y los baños, despejamos con la pala la nieve de puerta y ventanas y ya cada uno a su labor del día. Hoy me toca hacer pote asturianu así que a ello me pongo mientras Gummo baja a portear a Tuiza, esta vez será solo su mochila la que suba cargada ya que Humphrey está de vacaciones hasta Mayo y Ur, Lía y Nieve se hundirían demasiado en la nieve.Al medio día llega con el pan y los alimentos frescos, verduras, carne….lo bueno de portear en verano es que en invierno no hay que subir demasiado peso.

L@s montañer@s, alpinistas y esquiadores van pasando, unos paran a saludar y toman algo, otros siguen su camino.

Por la tarde voy preparando las cenas y a las 20:00 la cena está servida , todos están hambrientos después de horas entre nieve y se hace un silencio acompañado del sonido de cucharas y platos, a las 21.30 no se oye una mosca por mucha gente que haya, todos estas en sus habitaciones, en los sacos , cansados, calientes y con el estómago lleno…poco a poco todos se rinden a Morfeo.

Mientras nosotros nos quedamos recogiendo,fregando y ordenando todo, mañana será otro día..

Así pasan los días, semanas , meses y años en Las Ubiñas.

img_66251

Y cuando todos se van a casa  nos miramos con una sonrisa…..

ahora nos toca a nosotros calzar los crampones!!

 

 

 

Preparando el invierno

Antes de abrir los ojos ya puedo escuchar el sonido de la vida en el puerto.

13450004

A las 7 de la mañana empieza un nuevo día en Braña Chuenga….

Venga Tanina, Hay que dir por leña!

Lionel prepara el desayuno,hoy toca jamón vuelta y vuelta con huevos que nos trajo Ramón Ángel , es  nuestro vecino de cabaña y tiene un buen rebaño ovejas las cuales nosotros solemos abrir por la mañana para que salgan a pastar (así nun tien que subir él pa abrir una portilla) y cuando  no puede subir también las guardamos y contamos por si falta alguna ,lo normal era contarlas 4 o 5 veces…nunca sale el mismo número!

Mientras acabo de despertar voy abriyos …

Foto0095

Cuando el tiempu lo permitía desayunamos al solin.

Todos los días vamos a La Vachina Negra y damos 2 o 3 viajes, a veces 4, dependiendo del día y del cansancio. Pa pasar el invierno aquí arriba debemos almacenar alrededor de 5 toneladas de leña, leña que jamás arrancamos de los árboles ,simplemente nos servíamos de la que había en el suelo y la naturaleza dejaba ahí para que nosotros la aprovecháramos.

SANYO DIGITAL CAMERA

Después de portear toca cortarla, para ello contábamos con una sierra y un hacha, otros 30 días serrando sin parar…Aunque una hacía lo que podía, Lio nun paraba de serrar día sí día también.

SANYO DIGITAL CAMERA

Los días que hace sol usabamos la ducha solar , para ello teníamos que ir al río  (y ya de pasu a lavar algo de ropa) llenar las garrafas de agua y dejar que calentara durante el día.Cuando Ubiña se quedaba sola ,nos duchábamos delante de la cabaña con los últimos rayos del sol.

videu 064

A medida que íbamos pasando días, semanas, meses en Las Ubiñas conocíamos mas a sus gentes, los Tuizanos, los Vaqueiros, los vecinos…con ellos aprendimos de flora y fauna, de guerra y picardíes, de la historia de estas montañas, sin ellos no seríamos lo que somos.

Entretanto Lin, vaqueiru que empezó con 6 años a cuidar el ganado en Los Puertos de Güeria, disfrutaba del último verano en Las Ubiñas, el año que viene se jubila así que compartimos con el todo el tiempo que podemos para que nos relate y enseñe los restos de la guerra en estas montañas y todas las historias que quiso compartir con nosotros…

pero eso, pa otru día…..

Así comienza todo

Mi nombre es Tania Plaza, tengo 32 años y desde el 10 de Octubre del 2013 soy Guarda del Refugio del Meicín .

FB_IMG_1441200003455[1]

Mi historia con el Parque de las Ubiñas comienza en el año 2010 de la mano de Lionel Díaz, por aquel entonces eramos pareja y vivíamos en la cuenca minera del Nalón. Cada uno tenía su trabajo, Lio trabajaba en una fábrica y yo de camarera. Cuando podíamos preparábamos la mochila y escapábamos pal monte.  157

Un día, cansados de no poder disfrutar de nuestra gran pasión por la montaña decidimos arriesgar ,pedir una excedencia en el trabajo y dedicarnos a vivir como lo hacían nuestros antepasados, en una cabaña a 1500m de altitud sin electricidad ni agua a corriente , sin todas esas comodidades que nos ofrece la vida «moderna».

 

Nuestro rincón soñado: Las Ubiñas!! por suerte contábamos con una cabaña allí, la cual debíamos acondicionar para poder pasar el invierno.

Después de zanjar todo y compartir con nuestros seres queridos nuestro plan, emprendimos el camino a Tuiza Arriba . Al llegar cargamos las mochilas (no serían las mas pesadas que tendríamos que subir por ese camino) y con mucha emoción nos dirigimos a Braña Chuenga. Allí nos esperaba Gelito, vaqueiru que vivió en las brañas de Ubiña cuidando su ganado durante años y ahora nos cedía su cabaña para que nosotros cumpliéramos nuestro sueño, desde aquí mil gracias!!

001

Lo primero fue una buena limpieza, ya que los  ratones habían campado a sus anchas los últimos años y ahora llegábamos  unos intrusos a echarlos de su morada. Durante los primeros días nos tocó limpiar , reparar, portear…y poco a poco fuimos haciendo de aquella cabaña rodeada de montañas de mas de 2000 m nuestro hogar.

A partir de aquí empezamos nuestra vida como Vaqueiros, pero esa ye otra historia…….